Derecho de autor.

El derecho de autor es el que, por el solo hecho de la creación de la obra, adquieren los autores de obras de la inteligencia en los dominios literarios, artísticos y científicos, cualquiera que sea su forma de expresión.

Esta definición del derecho de autor contiene 3 elementos importantes:

  • El derecho de autor recae sobre creaciones intelectuales (obras)

  • Se requiere de una forma de expresión

  • El derecho de autor nace desde el mismo momento de la creación de la obra

El derecho de autor recae sobre obras.

Para que exista una obra, es decir, una creación intelectual, es necesario que exista un cierto grado de originalidad. Si no hay originalidad no hay creación sino simplemente una copia de otra cosa. El grado de originalidad debe ser tal que el resultado no sea un simple plagio o copia y tenga suficiente vida propia. Para que una obra esté protegida por derecho de autor no es necesario que tenga una cierta calidad o mérito artístico pero sí que sea original. Si no tiene un grado suficiente de originalidad no será una creación y por tanto no existirá el objeto protegido por el derecho de autor.

Por lo mismo, los hechos y los datos no están protegidos por el derecho de autor. En efecto, no poseemos derechos de autor sobre nuestra historia o sobre acontecimientos que nos hayan ocurrido. Al respecto, solo puede existir protección legal relacionada con la garantía del respeto a la vida privada y la honra de la persona y su familia, pero no desde la propiedad intelectual. En el caso de los datos personales estos tienen protección desde el punto de vista de la privacidad, mientras que el derecho de autor solo protegería, eventualmente, la forma de expresión original con la que unos datos son seleccionados o dispuestos.

Que una obra tenga que ser original no significa que tenga que prescindir de toda referencia o, incluso, similitud con otras. Una obra basada en, o que se asemeja a una creación ya existente, no será una copia en la medida que contenga elementos suficientes que la singularicen como una obra diferente, convirtiéndose en una “obra derivada” en relación a una “obra originaria”. En este caso, el creador de una obra derivada, salvo algunas excepciones, necesitará autorización del titular del derecho de autor de la obra originaria para usarla como base, y en la publicación de la obra derivada deberá figurar el nombre o seudónimo del autor original. Ambos tipos de obras, originarias y derivadas, pueden calificarse de originales y son susceptibles de estar protegidas por el derecho de autor.

Derecho de autor  y  EUROPA BEAT.

EUROPA BEAT, tiene la licencia de autorización de derechos de autor, otorgada en Santiago de Chile, por la Sociedad de Derechos de Sutor SCD. la cual otorga autorización y licencia de derechos de autor internacional; con lo cual cumplimos con los derechos intelectuales, de autor de las obras y sus derechos conexos, que se reproducen en esta app.

EUROPA BEAT, cuenta con licencia en servicios de contenido de tipo Radiofónico Sonoro Multicasting y Podcast. Licencia XII / N° 151304 de SCD.

eu2s.png
scd_logo.png